‘Star Wars’, el estreno que Lucas no quiso ver.

Cuenta la leyenda que antes de que se estrenara para todo el público ‘Star Wars: A new hope’ (La Guerra de las galaxias) su creador George Lucas reunió a un grupo de amigos, les puso la película y les pidió su opinión. A ninguno les gustó. Le dijeron sin tapujos que iba a ser un fracaso. Incluso Brian de Palma le llegó a espetar: “Es la peor película de la historia”. Sólo hubo uno que apostó por ella y tuvo fe ciega. Steven Spielberg fue el que predijo que sería una película histórica que les daría millones y millones de ganancias.

Tal era el miedo de Lucas a fracasar que incluso no acudió al primer pase de la película que se celebró en el famoso teatro Chinese Graunman de Los Ángeles. En lugar de dar la cara, el creador de la saga se fue a Hawaii de vacaciones con su amigo Spielberg e idearon ‘Indiana Jones, en busca del arca perdida’. Para qué están los amigos si no.

Lo cierto es que nadie la quería. Tanto es así que la Fox tuvo muchísimos problemas para distribuir la película y sólo 32 salas aceptaron proyectarla bajo la amenaza de la productora de que si no la exhibían no tendrían derecho a las ganancias que les diera el éxito de la película ‘The Other Side of Midnight’. Vaya error. El fin de semana después del estreno ya eran 40 las salas y así semana tras semana.

Se convirtió casi sin que sus creadores se dieran cuenta en la película más taquillera de todos los tiempos sólo dsbancada por ‘E. T.’ cinco años después.

 

Una saga de más de 3.000 millones

‘Star Wars. Una nueva esperanza’ recaudó finalmente más de 775 millones de dólares. Un 10% de lo que ingresaría la que se esperaba fuera un éxito. Aportando así su granito de arena para convertir a la saga en la primera en recaudar más de 3.000 millones de dólares en todo el mundo.

Nadie se lo esperaba. Bueno, sólo Spielberg y su ojo clínico. No hubo estreno porque nadie la quería, y al final muchos la amaron y la adoraron. En estrenos posteriores, las calles se llenaron de fans, la gente hacía cola desde los días previos al estreno, todos querían ver a Darth Vader,Han Solo, Luke, Leia y demás. El que esperaban fuera un fracaso se convirtió en la gallina de los huevos de oro.

Ahora Lucas ya no la tiene miedo. Todo lo contrario. Hasta se atrevió con tres precuelas. Y de ése estreno por el que nadie de la industria apostó se pasó a alfombras rojas kilométricas, puestas en escena galácticas, ‘merchandasing’ como nunca se ha visto antes… Y todo nació de Lucas y su miedo.

Aquella fue la primera, pero vendrían cinco más de la manos de Lucas y una séptima, que estrenó anoche su nuevo comandante, J. J. Abrams. Entre aquel 1977 y hoy muchas cosas han pasado. El mundo ha cambiado. La tecnología ha cambiado. El cine ha cambiado. La política ha cambiado. Las fronteras han cambiado. Pero ‘Star Wars’ sigue teniendo el mismo éxito pasen las décadas que pasen.

 

Y lo mismo 40 años después

Cuando está a punto de cumplir 40 años de aquella ‘Nueva esperanza’, sus seguidores se siguen multiplicando. Sólo hay que ver la imagen de la premiere a la que Lucas no quiso ir con la de anoche. Las mismas colas (12 días ha estado gente acampada), los mismos disfraces de soldado imperial y Yoda, los mismos locos por la Fuerza, en el mismo lugar y para lo mismo, pero con cuatro décadas más de historia.

 

Anoche dos manzanas y media de Hollywood Boulevard sirvieron de escenario para la alfombra roja del Episodio VII ‘Star Wars. The Force Awakens’. Soldados imperiales marchando, caballeros Jedi que aplaudieron como si no hubiera mañana a RD2, C3PO, Chewbacca…

Y es que una cosa está clara no hay fans como lo de ‘Star Wars’. Simplemente hay que ver los vídeos de 1977 con los de ahora. En uno de ellos se puede ver como Darth Vader y C3PO acuden a dejar plasmadas sus huellas en Hollywood Boulevard pocos días después del estreno de la primera película. En las imágenes se ven a centenares de seguidores con sus camisetas agolpándose por verles.

En un momento dado, cuando Darth Vader ya ha firmado en su trocito de Boulevard, un seguidor pisa el cemento y su huella queda junto al nombre al malo por antonomasia. La ira se apodera de algunos seguidores. C3PO pone calma. Y al final todos contentos. Sí, para muchos es frikismo, para otros una forma de vida.

Anoche, y en las semanas previas, el fenómeno fan era el mismo. Centenares de seguidores de la saga colocados firmes con sus camisetas esperando poder ver o, aunque sea, vislumbrar a alguno de los personajes, a alguno de los actores. Desde hace cuatro décadas esto es así.

Cierto que detrás de ‘Star Wars’ hay una campaña de marketing, productos, consumismo… que tiene vida propia. Es un planeta aparte, como Tatooine, Jakku o Dagobah (satélite). Y claro que ayuda a que hagas lo que hagas. Estrenes lo que estrenes sea un éxito garantizado.

El 30 de mayo de 1977, la revista ‘Time’ dio su portada a la película bajo el título ‘La mejor película del año’. Noviembre de 2015, la misma revista vuelve a dedicarle su portada, pero con dos imágenes, una del androide BB8 y otra de R2D2, por lo que la saga ha supuesto y ha contribuido a la cultura y como reflejo de los avances tecnológicos que hemos vivido en estos 40 años.

 

Después llegarían ‘El imperio contraataca’, ‘El retorno del Jedi’, el parón de 20 años, y las precuelas, vistas por los fans como auténticos fracasos y bodrios sin sentido, pero que seguían enganchando. En total el Episodio I ‘La amenaza fantasma’, incluso con Jar Jar Binks, recaudó en todo el mundo 924.317.558 dólares. En total las precuelas casi 2.500 millones de dólares.

No es de extrañar que ‘Star Wars’ tenga su propia religión, que sea asignatura en algunas universidades, que científicos y expertos vean en ella ‘La Iliada’ de Homero del siglo XX. No es de extrañar que pasen los años que pasen la Fuerza siga con ella.

 

Fuente: http://www.elmundo.es/cultura/2015/12/15/566ff04b268e3ebf3f8b45cf.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *