¿Cómo vencer a tu competencia?

Tener una buena idea de negocio puede llegar a ser relativamente sencillo, pero ponerla en funcionamiento y conseguir destacar sobre tus competidores es una tarea más complicada. Con la feroz competencia que existe y la crisis económica que asola al mundo, pocos son los que logran vencer a sus rivales y sobrevivir.

Detectar a tus competidores

Situarnos por delante de nuestros competidores debe ser el principal objetivo que nos marquemos como empresa. Pero antes, tenemos que determinar cuál es esa competencia a la que enfrentamos.

Cuando hablamos de competencia estamos haciendo referencia a tres tipos de competidores:

  • Competencia directa. Empresas que ofrecen los mismos servicios dentro de nuestro ámbito de negocio.
  • Competencia potencial. Empresas que todavía no están dentro de nuestro nicho pero que podrían estarlo.
  • Sustitutivos. Es un competidor que, a través de diferente metodología, servicio y/o producto, ofrece los mismos resultados que nosotros.

Una vez detectados los competidores que de tu mismo entorno deberás analizar qué es lo que hacen respecto a tu empresa, y qué es lo que podrías hacer tu para diferenciarte de ellos.

Por último realiza un mapa de posicionamiento. En base a estas dos variables: calidad de la información y el posicionamiento. Dibuja en qué lugar estás tú; dónde te gustaría estar; y dónde están tus competidores.

Claves para vencer a tu competencia

1. Aporta un valor diferente

La novedad siempre es la clave. Hacer algo diferencial y ofrecer un valor que sea útil y cubra una necesidad insatisfecha del cliente puede ser garantía de éxito para cualquier negocio.

2. Innova

Busca un concepto novedoso y ve a por él para consiguir desmarcarte del resto.

3. Fideliza

Captar la atención del cliente y conseguir fidelizarlo es una parte fundamental de las fórmulas para vencer a tu competencia. El cliente debe ser nuestra principal preocupación. Aprende las mejores técnicas para fidelizar clientes y conseguir diferenciarte de la competencia.

4. Diversifica

Ampliar tu gama de productos y servicios. Buscar cautivar a un público que no es tu target es otra de las fórmulas para vencer a tu competencia.

5. Comunicación

Aunque el producto o servicio que vendas sea de calidad, necesitarás saber cómo venderlo. Diseña una estrategia publicitaria, apoyada en campañas online y offline, para lograr un impacto directo en los usuarios y conseguir hacer marca en poco tiempo.

Paralelamente a estas acciones, define una estrategia de contenidos que te ayude a posicionarte de forma orgánica en los buscadores. De tal modo que empieces a tener mayor presencia en las búsquedas de tus usuarios.

El miedo es para los cobardes

Si has conseguido triunfar en un sector determinado, ten en cuenta que van a salir competidores tarde o temprano. En este caso será prácticamente inevitable que te copien. No tengas miedo, tú les sacas ventaja, aunque tampoco te relajes. Intenta hacer frente a los nuevos rivales apostando por una estrategia de innovación sólida que te permita diferenciarte.

La clave está en la innovación y la creatividad, sin ellas cualquier empresa estará condenada a más absoluto ostracismo.