Consejos para una buena campaña de SMS Marketing

El SMS marketing es un conjunto de estrategias de comunicación y promoción llevadas a cabo a través de mensajes de texto SMS enviados a números de teléfono móvil existentes en una base de datos de usuarios que dan su consentimiento previo para ser contactados por este canal. Generalmente se llevan a cabo a través de aplicaciones de envío masivo mediante APIs o plataforma tipo SMS Gateway.

El SMS es uno de los canales con mayor tasa de apertura, en torno a  un 91% de los usuarios están pendientes de sus dispositivos móviles 24 horas al día, 7 días a la semana, los 365 días del año. Los mensajes de texto, una forma de comunicación más personal. Así que aquí te damos algunos consejos si tienes pensado implementar este tipo de campañas.

Consejos importantes a la hora de hacer campañas de SMS Marketing:

Un mensaje con contenido relevante

Si no tienes nada importante que decir en un sms, mejor no lo envíes. Tus clientes pueden ser muy reacios con los mensajes que no les ofrecen nada, lo que puede causar que se den de baja de la lista. Envía mensajes que ofrezcan un contenido importante, como información sobre próximos eventos, cupones de descuentos y ofertas, etc.

Es importante elegir el momento del envío

Es importante saber elegir el momento correcto de realizar los envíos en una campaña. Por ejemplo, un restaurante que envíe cupones y otras promociones a la hora de la comida podrá influir mucho en sus clientes y aumentar su negocio.

Evita abreviaturas

Es preferible utilizar palabras enteras que abreviaturas ya que estas te pueden hacer parecer poco profesional. Siempre tendrás la opción de concatenar más de un SMS si crees que éste va a sobrepasar los 160 caracteres.

Los enlaces web o urls son buena idea

Si pones un enlace al sitio web de tu compañía no solo ayudará a aumentar el tráfico en el sitio, sino que también puede mejorar tus ventas. Es mejor utilizar enlaces acortados para no desperdiciar caracteres, además para este existen herramientas que te permitirán hacerlo de manera rápida y sencilla.

Contesta con letras mayúsculas

Escribir en mayúscula la oferta o el cupón en tu mensaje de respuesta es una gran ayuda, ya que resalta el mensaje y capta la atención del cliente. Por ejemplo, “GRATIS”, “2X1 EN TODOS LOS PRODUCTOS”, etc.

Interacción con Redes Sociales

Aprende a interaccionar con tus clientes en redes sociales usando los SMS. Ésta es otra forma de dar a conocer la marca a través de mensajes de texto. Por ejemplo, puedes escribir a tus clientes para decirles que ganarán otra participación en tus sorteos si te siguen en Twitter o le dan a “me gusta” en tu página de Facebook.

Personalizar

Personalizar siempre es una buena idea. Hacer que un cliente se sienta especial será un acierto. En lugar de decir algo como “Estimado cliente”, responde con “Estimado [nombre del cliente]” o algo parecido.

Si quieres conocer más sobre campañas SMS, sigue atento a nuestras publicaciones del blog o visítanos en nuestra página web: https://www.afilnet.com

Fidelización de clientes efectiva para tu negocio

La fidelización es la base (y el objetivo) para conseguir el éxito en un plan de marketing en una empresa o compañía. A continuación te daremos una serie de consejos básicos para aplicar en tus estrategias y sobre todo a tener en cuenta si quieres lograr la fidelización de un cliente.

Acciones a llevar a cabo previas a la fidelización de un cliente con éxito

 

  • Conoce bien a tu público. Debes tener claro qué tipo de indicadores de rendimiento valora más tu público objetivo, y también debes hacer especial hincapié en mejorar la experiencia de usuario.
  • Busca tu ventaja competitiva. Plantéate cuál es tu principal valor y explótalo al máximo. En este punto debes tratar de diferenciarte del resto de tus competidores.
  • Personalización. Lo más importante es que los clientes perciban que son importantes para la empresa. Customizar o personalizar el trato al cliente, el proceso de venta, etc. se convertirá en un valor añadido a tu marca para que un cliente quede satisfecho y se convierta así en embajador de tu marca.

KPI’s para medir la experiencia de tus clientes

Con el auge del canal digital, captar un nuevo cliente es 4 veces más caro que retener uno ya existente. Basémonos en datos:

Los indicadores que no debes pasar por alto a la hora de analizar tus KPI son:

  • CPS (Customer Profiability Score). Se trata de un KPI que mide la rentabilidad de un cliente en un periodo concreto. Este indicador es muy útil para realizar un ranking de los clientes más rentables y analizar qué clientes suponen un agujero de pérdidas para la compañía.
  • LTV (Life Time Value). Este indicador de rendimiento es capaz de medir la rentabilidad del cliente a lo largo del tiempo.
  • NPS (Net Promoter Score). es un KPI de fidelización capaz de medir la lealtad de un cliente, pronosticando su comportamiento cuando se realiza una acción determinada.
  • Tasa de conversión (Conversion Rate). Permitirá conocer qué usuarios potenciales han acabado convirtiéndose en clientes. Sabiendo este dato podrás ser capaz de interpretar qué es lo que buscan tus usuarios y qué es lo que funciona para conseguir tu objetivo final.
  • Tasa de cancelación de clientes (Customer Churn Rate). Este indicador muestra aquellos clientes que han dejado de tener una actividad habitual en nuestra web. De manera que puedas conocer el abandono de los clientes y los motivos.
  • Índice de satisfacción del cliente (Customer Satisfaction Index). Saber el grado de satisfacción de tus clientes te permitirá realizar cambios y modificaciones en torno a tus futuras estrategias.

Estrategias de gamificación

La gamificación es la integración de los elementos y de la psicología del juego en un contexto no-juego, con el fin de involucrar y motivar a los consumidores. El juego produce una emoción positiva, asociada al cumplimiento de objetivos y obtención de recompensas.

Pasos a seguir para fidelizar clientes con la gamificación:

  1. Segmenta todo lo posible tu base de datos.
  2. Piensa, investiga, define qué puede interesarles
  3. Desarrolla las dinámicas de los juegos o apóyate en plataformas de gamificación que ya te ofrezcan estas ideas.
  4. Busca la interactuación con tu marca a través de redes sociales y blog.

Contenido que atrae y fideliza clientes

Para conseguir visitas cualificadas debes cuidar al detalle los tipos de contenidos que posteamos en nuestros soportes (Web, Redes Sociales, blogs…).

¿Qué son visitas cualificadas?

Personas que estén realmente interesadas en nuestro mensaje, nuestros contenidos, nuestros productos y servicios, es decir: son usuarios con los que podemos mantener una relación de mutuo beneficio a largo plazo.

Para conseguir atraer a un cliente potencial, e intentar fidelizarlo, existen una serie de contenidos que te ayudarán a conseguirlo:

  1. Imágenes y fotos
  2. Vídeo
  3. Presentaciones en Slideshare
  4. Infografías
  5. Whitepaper
  6. Newsletter

Inbound marketing para la captación y fidelización de clientes

Antes de decidir en qué invertir tu dinero, párate a pensar en qué fase se encuentra tu marca y tu negocio.

Pregúntate si tienes la suficiente visibilidad como para captar clientes, o si por el contrario te encuentras en un momento lo suficientemente maduro como para aumentar la captación de leads y fidelizar tus clientes.

 

Pasos para definir un proceso de ventas básico

Definir un proceso de ventas rentable, eficaz y eficiente es todo un reto, por ello es necesario construir un flujo de comercialización que funcione, que sea replicable y escalable según la empresa vaya necesitando la venta de mayores volúmenes de productos.

El proceso de ventas se conforma de una serie de pasos que tienen como objetivo conseguir llevar a los clientes del estado de “prospecto” al estado de “clientes en cartera”.

Pasos para definir el proceso

1. Revisar los acuerdos cerrados exitosamente

Debemos echar un vistazo a aquellos contratos o acuerdos que fueron cerrados exitosamente para reflexionar sobre estos haciendo una serie de preguntas:

  • ¿Cuáles fueron los pasos a seguir en el proceso?
  • ¿Cuáles fueron los puntos de contacto con el cliente?
  • ¿Cuánto tiempo duró el proceso?
  • ¿Cuánto tiempo pasó entre cada fase?

 

2. Trasladar las observaciones a un ejemplo

Cada proceso de ventas es diferente, pero se pueden sacar puntos comunes que, aunque algo genéricos, son un buen punto de partida. Aquí se deben incluir etapas no enumeradas en los puntos anteriores y que sean relevantes para la construcción de este marco general.

3. Definir acciones para mover a los clientes a la siguiente etapa

Aquí nuestro objetivo es averiguar cuál es el motivo por el que los posibles clientes pasan de una etapa del proceso a otra. Debemos identificar las razones que provocaron el avance del prospecto.

4. Replicable en el tiempo

Uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta es que el diseño de este proceso, aunque reporte buenos resultados, nunca lo daremos por finalizado. Al principio, después de la investigación, es muy posible que hagan falta ajustes debidos a situaciones no previstas o excepciones no planteadas. A largo plazo, el equipo de ventas debe encontrar maneras de trabajar más eficientemente dentro del marco planteado para el proceso que harán evolucionar el proceso de ventas.

Medición del proceso de ventas

Después de responder a la pregunta ¿cómo definir un proceso de ventas? y, a medida que este plan se vaya ejecutando, habrá que identificar cuáles son las métricas claves que se deben cuantificar en cada fase.

Pueden ser preguntas como:

  • ¿Cuántos prospectos se alcanzaron? ¿Cuántos se perdieron en un periodo determinado de tiempo?
  • ¿Cuál es el tiempo medio que pasan los posibles clientes en cada etapa?
  • ¿En qué puntos se puede acelerar este periodo?

Estos son los aspectos básicos cuantificables que se pueden encontrar en la gran mayoría de los equipos de ventas. Es muy posible que existan otras métricas específicas, en función de cada área de negocio, que serán muy útiles para medir las etapas del proceso, determinar el éxito conseguido y para mejorarlas.

¿Cómo vencer a tu competencia?

Tener una buena idea de negocio puede llegar a ser relativamente sencillo, pero ponerla en funcionamiento y conseguir destacar sobre tus competidores es una tarea más complicada. Con la feroz competencia que existe y la crisis económica que asola al mundo, pocos son los que logran vencer a sus rivales y sobrevivir.

Detectar a tus competidores

Situarnos por delante de nuestros competidores debe ser el principal objetivo que nos marquemos como empresa. Pero antes, tenemos que determinar cuál es esa competencia a la que enfrentamos.

Cuando hablamos de competencia estamos haciendo referencia a tres tipos de competidores:

  • Competencia directa. Empresas que ofrecen los mismos servicios dentro de nuestro ámbito de negocio.
  • Competencia potencial. Empresas que todavía no están dentro de nuestro nicho pero que podrían estarlo.
  • Sustitutivos. Es un competidor que, a través de diferente metodología, servicio y/o producto, ofrece los mismos resultados que nosotros.

Una vez detectados los competidores que de tu mismo entorno deberás analizar qué es lo que hacen respecto a tu empresa, y qué es lo que podrías hacer tu para diferenciarte de ellos.

Por último realiza un mapa de posicionamiento. En base a estas dos variables: calidad de la información y el posicionamiento. Dibuja en qué lugar estás tú; dónde te gustaría estar; y dónde están tus competidores.

Claves para vencer a tu competencia

1. Aporta un valor diferente

La novedad siempre es la clave. Hacer algo diferencial y ofrecer un valor que sea útil y cubra una necesidad insatisfecha del cliente puede ser garantía de éxito para cualquier negocio.

2. Innova

Busca un concepto novedoso y ve a por él para consiguir desmarcarte del resto.

3. Fideliza

Captar la atención del cliente y conseguir fidelizarlo es una parte fundamental de las fórmulas para vencer a tu competencia. El cliente debe ser nuestra principal preocupación. Aprende las mejores técnicas para fidelizar clientes y conseguir diferenciarte de la competencia.

4. Diversifica

Ampliar tu gama de productos y servicios. Buscar cautivar a un público que no es tu target es otra de las fórmulas para vencer a tu competencia.

5. Comunicación

Aunque el producto o servicio que vendas sea de calidad, necesitarás saber cómo venderlo. Diseña una estrategia publicitaria, apoyada en campañas online y offline, para lograr un impacto directo en los usuarios y conseguir hacer marca en poco tiempo.

Paralelamente a estas acciones, define una estrategia de contenidos que te ayude a posicionarte de forma orgánica en los buscadores. De tal modo que empieces a tener mayor presencia en las búsquedas de tus usuarios.

El miedo es para los cobardes

Si has conseguido triunfar en un sector determinado, ten en cuenta que van a salir competidores tarde o temprano. En este caso será prácticamente inevitable que te copien. No tengas miedo, tú les sacas ventaja, aunque tampoco te relajes. Intenta hacer frente a los nuevos rivales apostando por una estrategia de innovación sólida que te permita diferenciarte.

La clave está en la innovación y la creatividad, sin ellas cualquier empresa estará condenada a más absoluto ostracismo.

Cómo implementar un Plan de Negocios en tu empresa

El Plan de Negocio es un instrumento específico de planificación para la toma de decisiones empresariales. Define las etapas de desarrollo de las acciones que deben realizarse para crear y desarrollar un negocio, además de ser una guía que facilita la creación y crecimiento de una empresa.

Esta herramienta no es un simple documento de objetivos e intenciones, se trata de plasmar la esencia del proyecto, identificando fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas (Análisis DAFO)  y  recogiendo todo el plan financiero, sobre todo, en el caso de que necesites financiación.

Un buen plan de negocio debe ser la hoja de ruta sobre la que sustentar nuestro negocio en los próximos años.

El plan de negocio paso a paso

A la hora de crear un plan de negocio, este ha de ser flexible ya que se irá sometiendo a cambios a medida que transcurren los acontecimientos. Se trata de crear un documento que proyecte el futuro de la empresa a partir de una ruta para aumentar sus ingresos.

El plan de negocio constará de los siguientes pasos:

1. Resumen ejecutivo

El resumen ejecutivo plasma tu plan de negocio en un golpe visual (una página), donde podrás ver el perfil y los objetivos de la empresa. Dentro del resumen ejecutivo de tu Business Plan deberás incluir una serie de puntos claves:

  • Misión. A qué se dedica tu negocio.
  • Información de la empresa. Cuándo se formó la empresa, quién la fundó, el número de empleados, su ubicación…
  • Crecimiento de la empresa. Ejemplos dónde se destaque el crecimiento de la corporación (bien sea por datos financieros o de mercado)
  • Productos/servicios. Describe en qué consiste tu materia prima que ofreces.
  • Información financiera. Si buscas algún tipo de financiación, deberás incluir información sobre tu banco y los inversores.
  • Planes futuros. A qué punto te gustaría llevar tu negocio.

2. Descripción de tu compañía

En este apartado has de ofrecer cuáles son los diferentes elementos de tu empresa:

  • La naturaleza del negocio y las necesidades que intenta satisfacer en un determinado mercado.
  • Por qué sus productos/servicios cumplen esas necesidades.
  • Cuál es su buyer persona.
  • Destacar las ventajas competitivas que le aportarán valor a sus clientes.

3. Análisis del mercado

El análisis de mercado ha de recoger una investigación sobre la industria del negocio en el que te mueves, el mercado y tus competidores. Este apartado tendrá en cuenta una serie de puntos básicos para poder ilustrar a la perfección el espacio en el que te desarrollas.

  1. Descripción de la industria. Investiga acerca del tamaño de esta y cuál es su crecimiento histórico; así como sus tendencias, características y principales clientes.
  2. Información del mercado. Has de reducir tu mercado a un tamaño que seas capaz de controlar. Dentro de este análisis deberás de incluir:
    • Distingue tus características. Cuáles son las necesidades de tus clientes potenciales; dónde están ubicados; qué puede influir en la toma de decisiones.
    • Tamaño del mercado. El tamaño del mercado y el crecimiento previsto para éste.
    • Cuota de mercado. Qué cuota de mercado vas a poder obtener en función de diferentes grupos de edad o demográficos.
    • Precios. Define tu estructura de precios, el margen bruto y los descuentos que vas a aplicar.
    •  Análisis de la competencia.  Identifica tus competidores en función de su cuota de mercado y destaca sus fortalezas y debilidades. Además estudia que te diferencia de ellos, cuáles son tus oportunidades de entrar en su mercado, o las barreras, entre otros.

4. Organización y gestión

En función de tu negocio la estructura será de una manera u otra. Encuentra la organización y estructura que mejor se adapte a tu negocio y a su gestión. Además, en este apartado de tu plan de negocio deberás mostrar cómo está organizada tu compañía en cuanto a sus cargos.

5. Productos y servicios

Qué ofreces y cómo va a beneficiar a tu cliente su uso. En este punto del Business Plan incluirás una descripción del producto/servicio, los detalles sobre su ciclo de vida, su propiedad intelectual; así como las actividades I+D que hay en proceso o se tiene idea de trabajar.

6. Marketing de ventas

Cuál es la estrategia de venta que vas a llevar a cabo. Para ello tienes que definir una estrategia global de marketing que recoja la estrategia de penetración en el mercado; una estrategia de crecimiento; los canales de distribución; y las estrategia de comunicación. Una vez hayas determinado estos parámetros, pasa a definir tu estrategia global de ventas en base a una estrategia de fuerza de ventas; y tus actividades de ventas.

7. Financiación

La petición de fondos se realizará exclusivamente si buscas financiación para tu negocio. En caso de necesitarlo ten en cuenta que tu plan de negocios deberá recoger:

  • Tu actual requisito de financiación.
  • Las necesidades de financiación de los próximos años.
  • Cómo se van a utilizar los fondos.
  • Si tienes planes de situaciones financieras estratégicas para el futuro.

8. Apéndice

Es un apartado opcional dentro de tu plan de negocio, éste recogerá información como hojas de vida, permisos o concesiones.

¿cuáles son los errores más frecuentes?

Al realizar el plan de negocio no siempre se siguen las técnicas adecuadas. Conoce una serie de errores comunes a la hora de redactar el Plan de Negocios que deberás evitar.

  1. Lo importante es el contenido. Pese a que a nadie le amarga un dulce, cuanto más visual sea la presentación de tu negocio mucho mejor, cualquier inversor, posible cliente,… va a valorar el contenido por encima de la estética.
  2. No definir el público objetivo de nuestro producto/servicio. Saber a quién nos dirigimos es un punto clave de cualquier estrategia empresarial. Cuanto más especificado esté, mejor podrás desarrollar tu negocio a largo plazo.
  3. Infravalorar a la competencia. Cualquier plan de negocio debe recoger un análisis exhaustivo de la competencia: qué hacen, cómo lo hacen,… así como del estado del mercado en ese momento: si está en expansión, saturado…
  4. No tener un plan B. A la hora de plantear un negocio siempre hay que tener en cuenta todos escenarios posibles, especialmente en las etapas iniciales. El emprendedor debe anticiparse a los posibles imprevistos que puedan surgir.
  5. Realizar previsiones de ventas demasiado optimistas. De nada te servirán unas previsiones ultra optimistas si no se apoyan demanda real y objetiva. Muchos emprendedores confunden ser conservador en las previsiones con ‘pensar en pequeño’, pero nada más lejos de la realidad, ya que unas previsiones acordes con la realidad te permitirán dotar a tu negocio de la flexibilidad necesaria para adaptarse a cualquier entorno económico.
  6. No exponer la viabilidad económica de la empresa. El negocio puede ser rentable, es decir, tiene viabilidad económica, pero no tiene todavía recursos, es decir, viabilidad financiera.
  7. No definir adecuadamente la estructura del capital del negocio suele ser uno de los principales problemas entre los socios de una empresa. Cada uno de los integrantes ha de tener un porcentaje proporcional en función de su participación, no sólo en términos del capital invertido, sino también del trabajo, dedicación y valor que aportan a la empresa.
  8. No reflejar de dónde se va a conseguir los fondos para financiar la empresa. El plan de negocio debe contemplar qué vías de financiación vamos a utilizar, sobre todo en las etapas iniciales. El Plan de Negocio también debe contener una planificación de cómo se van a usar los recursos.
  9. Ignorar la posibilidad de morir de éxito. Hay que tener muy estudiado el modo en que se va a realizar la financiación de la empresa. Si se crece de forma muy rápida, puede darse la situación de no disponer de financiación suficiente para proporcionar los servicios demandados por nuestros clientes.