¿Cómo vencer a tu competencia?

Tener una buena idea de negocio puede llegar a ser relativamente sencillo, pero ponerla en funcionamiento y conseguir destacar sobre tus competidores es una tarea más complicada. Con la feroz competencia que existe y la crisis económica que asola al mundo, pocos son los que logran vencer a sus rivales y sobrevivir.

Detectar a tus competidores

Situarnos por delante de nuestros competidores debe ser el principal objetivo que nos marquemos como empresa. Pero antes, tenemos que determinar cuál es esa competencia a la que enfrentamos.

Cuando hablamos de competencia estamos haciendo referencia a tres tipos de competidores:

  • Competencia directa. Empresas que ofrecen los mismos servicios dentro de nuestro ámbito de negocio.
  • Competencia potencial. Empresas que todavía no están dentro de nuestro nicho pero que podrían estarlo.
  • Sustitutivos. Es un competidor que, a través de diferente metodología, servicio y/o producto, ofrece los mismos resultados que nosotros.

Una vez detectados los competidores que de tu mismo entorno deberás analizar qué es lo que hacen respecto a tu empresa, y qué es lo que podrías hacer tu para diferenciarte de ellos.

Por último realiza un mapa de posicionamiento. En base a estas dos variables: calidad de la información y el posicionamiento. Dibuja en qué lugar estás tú; dónde te gustaría estar; y dónde están tus competidores.

Claves para vencer a tu competencia

1. Aporta un valor diferente

La novedad siempre es la clave. Hacer algo diferencial y ofrecer un valor que sea útil y cubra una necesidad insatisfecha del cliente puede ser garantía de éxito para cualquier negocio.

2. Innova

Busca un concepto novedoso y ve a por él para consiguir desmarcarte del resto.

3. Fideliza

Captar la atención del cliente y conseguir fidelizarlo es una parte fundamental de las fórmulas para vencer a tu competencia. El cliente debe ser nuestra principal preocupación. Aprende las mejores técnicas para fidelizar clientes y conseguir diferenciarte de la competencia.

4. Diversifica

Ampliar tu gama de productos y servicios. Buscar cautivar a un público que no es tu target es otra de las fórmulas para vencer a tu competencia.

5. Comunicación

Aunque el producto o servicio que vendas sea de calidad, necesitarás saber cómo venderlo. Diseña una estrategia publicitaria, apoyada en campañas online y offline, para lograr un impacto directo en los usuarios y conseguir hacer marca en poco tiempo.

Paralelamente a estas acciones, define una estrategia de contenidos que te ayude a posicionarte de forma orgánica en los buscadores. De tal modo que empieces a tener mayor presencia en las búsquedas de tus usuarios.

El miedo es para los cobardes

Si has conseguido triunfar en un sector determinado, ten en cuenta que van a salir competidores tarde o temprano. En este caso será prácticamente inevitable que te copien. No tengas miedo, tú les sacas ventaja, aunque tampoco te relajes. Intenta hacer frente a los nuevos rivales apostando por una estrategia de innovación sólida que te permita diferenciarte.

La clave está en la innovación y la creatividad, sin ellas cualquier empresa estará condenada a más absoluto ostracismo.

Cómo conseguir más tráfico para tu web

El tráfico web es un elemento fundamental para tu negocio ya que permite que tu modelo funcione y pague sus cuentas. Para llevarlo a cabo, necesitas de múltiples estrategias para atraer nuevos visitantes a tu sitio y mantener a los visitantes antiguos, teniendo en cuenta cuales son las tendencias de marketing. Aquí te dejamos cinco trucos para aumentar tu tráfico web:

1. Usar Redes Sociales

Usar Facebook, Twitter y otras redes sociales es relativamente barato a día de hoy. Éstas te permiten segmentar a tu público por demografía u objetivo, palabras clave, etc.

Ser activo en las redes sociales es una táctica que la mayoría de los vendedores están utilizando para obtener más tráfico, clientes potenciales y ventas.

2. Crear contenido utilizando las palabras clave

Las palabras clave son de vital importancia ya que es una de las formas que tienen las personas de llegar tu sitio web. Así pues, podríamos decir que hacen de puente. Pero para conseguir que se conviertan en clientes, lo primero que tienes que hacer es conocer a tus buyer personas.

Si no tienes un sitio web muy potente, sería más adecuado usar las llamadas long tail en SEO o las palabras clave de “cola larga”.

Este tipo de palabras definen el contenido de una manera más específica. A pesar de atraer menos tráfico, este suele ser de mayor calidad y favorece un mayor índice de conversión.

3. Escribir en blogs acerca de temas de interés

Tu blog puede ser una de las herramientas más poderosas para conseguir nuevos visitantes a tu sitio web. Al igual que debes optimizar las páginas de tu sitio web alrededor de las palabras clave que tus buyer personas están buscando, debes hacer lo mismo con las entradas del blog.

Los temas de tu blog deberían girar entorno a: ¿Cuáles son sus preguntas más frecuentes? ¿Cuáles son los problemas que están afrontando y buscando solución en Internet? Esto no sólo ayudará a mantener tu sitio web y tu negocio en su top-of-mind cuando un lead esté buscando ayuda, sino que también generarás más confianza en tu expertise y conseguirás así un mayor tráfico web.

4. Crea una publicación independiente para cada una de las palabras clave más relevantes

Cada publicación de blog que escribes es vista por los motores de búsqueda como una página web individual, cuantos más posts de calidad escribas sobre las palabras clave relevantes para tus buyer personas, más posibilidades tendrás para optar a los primeros puestos en los buscadores.

Las publicaciones del blog ayudan a que se asocien más palabras clave a tu sitio web y por lo tanto la oportunidad de obtener y atraer visitantes a tu sitio. Tu web puede estar asociada con diferentes palabras clave, esto es una oportunidad para que los usuarios descubran tu web.

5. Publica contenidos con frecuencia

No es suficiente con publicar contenido sobre las palabras clave que son relevantes para tus personas: Tus visitantes y Google aprecian la frecuencia y la regularidad en la publicación de contenidos.

La regularidad te permitirá crear una base de lectores fieles que regresan a tu blog cada semana en busca de tu última entrada y obtener más tráfico en tu sitio web.

Aunque estas son solo algunas de las técnicas para obtener más tráfico web, hay que tener en cuenta siempre al tipo de público al que te diriges. Conocer el target ayudará a conseguir más ventas porque los clientes se identificarán con el lenguaje que se utiliza y con la información relevante que se les proporciona.

¿Siguen los SMS vivos en la actualidad?

Según un informe realizado recientemente, el uso global de los SMS como canal de comunicación empresarial continuará creciendo en los próximos 10 años a medida que cada vez más organizaciones adoptarán servicios A2P y los integrarán en sus sistemas de comunicaciones digitales.

El informe investiga el continuo éxito y los motores de la economía del mercado de los SMS en el año 2016, analiza el desarrollo de los SMS y cómo las empresas los utilizan para impulsar sus negocios. Este informe concluye en que la capacidad de los SMS de llegar globalmente al 99,99% de los dispositivos móviles sumado a la gran rapidez con la que los receptores suelen leer este tipo de mensajes, demuestra que son una herramienta perfecta en la comunicación de las empresas independientemente del país donde operen o del perfil demográfico de sus clientes.

El crecimiento exponencial de la popularidad de los servicios digitales y móviles, especialmente en mercados emergentes como Latinoamérica y Asia, ha creado un mercado mundial en que se envían anualmente 8.300 billones de mensajes móviles ya sea a través de SMS u otras aplicaciones.

Tanto es así que los servicios de mensajería están creciendo en los últimos cinco años a un ritmo mayor que el de las Redes Sociales. Aplicaciones como WhatsApp o Facebook Messenger están viviendo un momento dorado en la actualidad.

A medida que las empresas adoptan las oportunidades que brinda este mercado e integran los dispositivos móviles en sus servicios digitales, los SMS se han convertido en una herramienta de gran valor para el envío de mensajes de empresa a múltiples destinatarios, ofreciéndoles una forma sencilla, efectiva y rápida de mantener informados en todo momento a sus clientes.

Tanto en América Latina como en Brasil el mercado de SMS A2P está creciendo considerablemente impulsado principalmente por el sector bancario y financiero. Concretamente en Brasil este sector supondría un 36% del volumen total de SMS A2P en 2017.

Otros sectores que están impulsando su crecimiento en estas regiones son el comercio, la salud, la educación y la administración pública.

El estudio atribuye el éxito de los SMS de empresa al hecho de que llegan a la gran mayoría de consumidores de forma proactiva y en el momento indicado sin necesidad de que el receptor se haya descargado o suscrito previamente a ninguna aplicación.

Además, varios estudios recientes muestran que el potencial para empresas en sectores como la banca, los viajes o el transporte, el comercio y la salud es enorme.

Se espera que el mercado de los SMS A2P crezca hasta 2.190 billones de mensajes y 50.000 millones de dólares de ingresos en 2018 a medida que un abanico cada vez más amplio de organizaciones (incluyendo pymes y organismos oficiales) aprovechan su potencial.

Los SMS como medida de seguridad

El informe aborda también el uso de los SMS como medida de seguridad y prevención del fraude al utilizarlo como método de autenticación habitual en procesos de registro en redes sociales o como factor de autenticación adicional en servicios financieros.

“El mercado de los servicios financieros está liderando el modo en que usamos los A2P en términos de uso general y nuestros datos demuestran que los SMS se empiezan a usar más a menudo que los mensajes basados en apps porque demuestran un mayor compromiso con el cliente”, ha señalado Joanne Lacey, directora de operaciones de MEF (Mobile Ecosystem Forum), un organismo comercial global independiente especializado en el ecosistema móvil empresarial que también ha colaborado en el informe.

Marketing navideño: Las mejores campañas para navidad

Se acerca la Navidad y el ambiente festivo de esta época en el que brillan las luces, suenan los villancicos y nos endulzamos con el turrón, empieza a notarse ya. Las fiestas y acciones navideñas son un acontecimiento de tradiciones pero también una oportunidad para las marcas ya que les permite interactuar con sus clientes a través de acciones cargadas de ilusión. ¿Quién no recuerda los clásicos anuncios navideños por televisión?

La gran totalidad de las empresas emprenden acciones específicas para esta época, por lo que la clave está en la “diferenciación”. Sin embargo, no debemos perder de vista el objetivo principal, que está precisamente en la satisfacción de nuestros clientes. Y es que, la Navidad es una oportunidad única para estrechar lazos con nuestros clientes internos pero también con nuestro público externo realizando acciones que te permitan acercarte a ellos y agradecerles su fidelidad.

Llegados a esta fecha tan señalada, existen muchas acciones navideñas a las que las empresas recurren y que pueden resultar muy beneficiosas. Vamos a ver algunos ejemplos de acciones de marketing navideñas:

Las activaciones en el punto de venta generando tráfico con el incentivo de un gadget o regalo especial.

Acciones de Street Marketing, en este caso, hablamos de eventos muy orientados a la promoción de un nuevo producto. Por poner un ejemplo, la marca Ferrero Rocher se comprometió a iluminar el pueblo de Valderrobres que había prescindido del alumbrado navideño por no tener recursos económicos. Este evento permitió a los habitantes descubrir cómo el dorado de Ferrero Rocher iluminaba su localidad.

Campañas de marketing directo, como las acciones de “envío inesperado”, por ejemplo, la acción que hizo una famosa aerolínea el día de Nochebuena, donde los pasajeros de un determinado vuelo al recoger su equipaje, se encontraron con algo más que sus maletas. De la cinta transportadora salieron regalos personalizados que portaban el nombre de cada uno de ellos.

En cuanto a las estrategias de marketing digital, podemos recurrir a las apps y webapps para la felicitación corporativa, luego los destinatarios pueden emplear este Christmas para felicitar ellos la navidad y así conseguir viralidad. En Social Media, podemos realizar campañas low cost con embajadores de marca aprovechando que es una época muy viral, de compartir, de reenviar.

Eventos y acciones con fines sociales, un ejemplo de ello es el evento de Madrid Destino donde lo recaudado se donó con un cheque a un banco de alimentos. Y por último, podemos mencionar los eventos para hijos de empleados o de tus principales clientes. También, eventos High Selling, para grandes cuentas, donde se invita a grandes clientes y se hacen eventos deportivos como Pádel, por ejemplo, o espectáculos audiovisuales y eventos blogger.

En definitiva, se trata de aprovechar las oportunidades que se nos brindan y la navidad es una época única para genera engagement si sabemos cómo. Pero ¡ojo! esto no lo decimos nosotros, en palabras de Eric Kandel: “El Consumidor olvidará lo que dijiste, pero jamás olvidara lo que le has hecho sentir”.

¿Qué hacer si no llegan los resultados esperados?

Cuando llevamos ya unos meses trabajando con una marca o producto, seguro que podemos empezar a evaluar y analizar con mucho más atino que al principio, si lo que estamos haciendo funciona o no, en conjunto y como estrategia, y de forma individual, por acción o campaña. Si los resultados no llegan, ya sabemos qué nos espera: el jefe o el cliente se empezarán a poner nerviosos y nos reclamarán, y con motivo, especialmente si no tuvimos la prudencia y acierto de detallar qué pueden esperar, es decir, qué objetivos se conseguirán en el plazo determinado.

¿Qué hacemos si no llegan esos resultados?

Para empezar y siendo honestos, evaluar si realmente somos la persona adecuada para ese proyecto: puede que no tengamos recursos suficientes, que no hayamos entendido bien el producto o la marca, que no hayamos hecho lo suficiente, que el cliente no haya pagado por todo lo que se debería estar haciendo, etc.

Sea como fuere, lo esencial es que no nos quedemos parados, tenemos que reaccionar de forma rápida: nosotros sabemos mejor que nadie si lo que hacemos está dando resultados o no como esperábamos, así que antes de que nos lo tengan que decir, debemos trabajarlo. ¿Qué hacemos?

Vamos a repasar algunos de los puntos esenciales que debemos evaluar y analizar llegados este punto:

  • ¿Hemos entendido bien el negocio, sus necesidades y filosofía? ¿Sabemos qué quiere el cliente conseguir y si es posible? A veces nos encontramos con presupuestos incapaces de alcanzar lo que esperan las empresas, y tenemos que decirlo, o incluso, nos encontramos con un presupuesto para marketing que no tiene una distribución acertada de las diferentes “partidas”: demasiado gasto en unas acciones y escaso en otras. Esto suele pasar especialmente en la creación de contenidos: si no se invierte en crear contenidos de valor, en creatividad, ¿cómo enamoramos a los usuarios online? Es nuestra labor y obligación ser muy sinceros con el cliente/jefe y al menos, dejar por escrito qué se puede esperar, así como también es nuestra obligación conocer bien el negocio, sus productos, sector, competidores, clientes potenciales, etc. Si no tenemos esto claro, todo cuanto hayamos planteado en la estrategia hará aguas.
  • ¿Hemos definido adecuadamente los objetivos? Este punto es clave: sentarnos con nuestros cliente/jefe un par de semanas después de empezar y volver a comentar con él los objetivos, porque a menudo ocurre, que el cliente/jefe cuando empieza a trabajar con nosotros no tiene aún claros los resultados que espera, y sobre todo si trabajamos como freelancers, el no estar ahí in-office, puede hacernos perder un poco o bastante la realidad de la empresa. Sería algo similar a ese momento en que uno empieza a trabajar por cuenta ajena en un puesto nuevo, y necesita unas semanas para adaptarse bien. Así pues, repasemos los objetivos y nuestras KPIs, así como los plazos: definir objetivos a corto, medio y largo plazo acorde a la inversión realizada y las acciones, estrategia y objetivos planteados puede ser la diferencia entre un trabajo bien hecho, y un serio problema de incumplimiento… Y ya que hablamos de objetivos, no olvidemos ser meticulosos con ellos: objetivos de negocio, objetivos de marca/reputación, objetivos sociales, etc.
  • ¿Hemos definido una estrategia adecuada? Sin un mapa, sin una ruta, estaremos picando de aquí y de allí. El problema que todos conocemos: el cliente no quiere pagar por estrategia (especialmente las pymes), quieren un gestor de redes sociales, community manager, y además, espera que porque se publiquen ahí cosas, con los contenidos que sean, que ya tú te buscas la vida, aquello florezca y crezca por arte de magia. Dejémoslo claro: no hacemos magia, obtendrás un resultado acorde a lo que inviertas. Aún así, todos tenemos en nuestra cabeza una estrategia que seguir, aún cuando no la documentemos para el cliente. Si no estamos consiguiendo resultados, está claro que la estrategia falla (dando por hecho que hemos aceptado un presupuesto para conseguir unos objetivos).
  • ¿Qué medios y canales hemos seleccionado en Social Media? El media planning es trascendental para nosotros. Puede que no estemos donde están nuestros potenciales clientes, y por ende, no interesamos. Si por ejemplo, tenemos un producto destinado a un público especialmente joven, adolescente, Facebook nos podrá servir en todo caso para llegar a sus padres, pero no a nuestro target, y los contenidos destinados a cada uno de ellos es diferente. Para llegar a jóvenes sin duda será más efectivo Instagram, por ejemplo. Cada canal, cada medio, requiere de un tipo de contenidos, los contenidos se consumen de forma diferente, en diferentes medios.
  • ¿Estamos haciendo monitorización de competencia y usuarios, escucha activa y análisis de los mismos? Tenemos que saber qué hace nuestra competencia, qué le funciona, cómo lo hace, por qué, para qué, etc, así como  qué interesa a nuestros usuarios: qué necesitan de nuestra marca, por qué nos tendrían que seguir, qué esperan, qué podemos ofrecerles, cuáles son sus inquietudes, etc. Y  por supuesto, debemos saber interpretar adecuadamente los datos que obtengamos para aplicarlos a nuestras acciones y campañas.
  • ¿Qué indican los datos? Un dato no es simplemente bueno porque sea un número superior al anterior, un número indica mucho más que eso. Las KPIs están ahí para ponerlas en valor y que seamos capaces de mejorar lo que hacemos.
  • ¿Estamos vendiendo la moto? A ver, no podemos hacer parecer nuestros productos ni marca como lo mejor del mundo mundial, si no lo es: las expectativas con peligrosas si no se han gestionado correctamente, y esto nos puede llevar a problemas de reputación y de marca serios, que obviamente, repercutirán en los resultados que obtengamos.

Obviamente, hay muchos más factores que analizar, pero lo importante es que seamos capaces de reaccionar a tiempo y de ser honestos con el proyecto: al cliente no le valdrá que seis meses después le digamos que no hemos conseguido resultados porque con lo que “paga/invierte” no se puede conseguir más, porque con toda razón nos dirá “pues haberlo dicho antes”. Una vez más, gestionar bien las expectativas es fundamental, como la vida misma. Sí le valdrá, si le dijimos que con dicha inversión no llegará a conseguir los objetivos.

Gestionar la imagen, la comunicación, el marketing, el presupuesto, de una empresa, ya sea como empleado o como freelancer es una gran responsabilidad, no podemos tirar los precios o regalar el trabajo porque nos pasa factura, y al final, tenemos un cliente desencantado. Y sí, ya sé que la realidad nos fagocita, pero al menos, seamos claros y capaces de reaccionar a tiempo. Es mejor decirle al cliente “si no hacemos esto no vamos a conseguir nada”, que seguir publicando por publicar y esperar a que sea él mismo quien se canse porque no vea resultados.

Y no olvidemos que los usuarios tienen la deferencia de dedicarte unos segundos de su tiempo en un universo de internet plagado de opciones, si el primer tiro lo fallamos, ¿por qué nos van a dar una segunda oportunidad?

10 frases de David Ogilvy para aplicar al marketing online

1. “El consumidor no es idiota, es como tu mujer”

Esta frase es tan apropiada para ‘marketeros’ online (que a veces son conocidos por llevar a cabo tácticas que tratan a aquellos que segmentan como tontos) como para bloggers (que, a veces, pueden hablar mal de sus lectores). La idea de tratar al lector como alguien al que valoramos, como alguien increíblemente especial, les llevará un tiempo a los blogueros. En este sentido, otra famosa frase de Ogilvy dice lo siguiente: “Nunca escribas un anuncio que no querrías que tu familia leyera. No le contarías mentiras a tu mujer, así que no se las cuentes a la mía”.

2. “Las mejores ideas vienen como chistes. Haz tus pensamientos tan divertidos como puedas”

A veces, las mejores ideas vienen de tweets que leemos en el timeline o de las conversaciones que tenemos con nuestros amigos. Son a menudo las locas y pequeñas ideas que nos hacen reír a la primera las que sacan lo mejor de nosotros mismos. Si causan algún tipo de reacción en nosotros, es probable que la causen también en los demás.

3. “No toque la bola. Póngase como objetivo todo el campo de juego”

¡Piense en grande! No hay nada malo en tener grandes sueños y en fijarnos como objetivo el alcanzarlos. De esta forma, nos veremos alcanzando cosas que, en otras circunstancias, no habríamos pensado que eran posibles.

4. “Tengo la teoría de que los mejores anuncios vienen de las experiencias personales”

Algunos de los mejores que he hecho han surgido de alguna experiencia personal mía y, de alguna forma, esto se ha convertido en algo verdaderamente válido y persuasivo”.
Muchas de las cosas que escribimos en nuestros blogs parten de nuestras experiencias personales, de nuestro dolor, nuestras emociones… y esto es lo que pega fuerte entre los lectores. Cuente historias, comparta sus éxitos y fracasos, sea usted mismo y deje que su voz personal se manifieste. Se dará cuenta de que los usuarios responden de forma personal también.

5. “No me sé las reglas de la gramática…”

Si intenta persuadir a alguien para que haga algo, o compre algo, debería usar el idioma que ellos usan cada día, en el que piensan”.
Se trata de escribir en un lenguaje cercano, como si tuviéramos al lector en la silla de enfrente. Comunicarnos de forma clara es la mejor forma de llegar al consumidor. Aunque, por supuesto, esto no quita que debamos escribir en una perfecta gramática, sin errores ni faltas de ortografía. Se trata de conocer bien al lector y hablarle de la forma más directa posible.

6. “Un buen copy no puede escribirse en tono irónico, hay que creer en el producto”

Las mejores comunicaciones online son aquellas que se basan en una creencia genuina sobre algo. Es posible escribir sobre algo que no nos interesa, pero así no seremos capaces de conectar realmente con el público.

7. “Si ha tenido alguna vez la oportunidad de crear una gran campaña de publicidad, verás como rápidamente otra agencia se la roba”

Es irritante, pero no se preocupe: nadie ha construido una marca sin imitar el branding de otra anterior”.
No hay nada más molesto que ver cómo otros copian contenidos de nuestras páginas. Y es que la clave del éxito reside en los contenidos únicos y la información útil. La gente que simplemente resurge lo que escribimos a penas tiene éxito porque nadie lo lee o porque. al final se les acaba pillando.

8. “Primero hágase una reputación de genio creativo. Después rodéese de gente que sea mejor que usted. En tercer lugar, deje que ellos se pongan manos a la obra”

Esta frase es para aquellos que quieren dar un paso más y llevar sus contenidos online a otro nivel. Es el punto en el que se empieza a pensar en una expansión de mercado y dejar de darle al negocio un trato tan personalizado. Sólo hay unas pocas horas en el día, por lo que expandirse o buscar socios para su negocio es una opción a tener en cuenta. Si lo hace, busque personas cuyas capacidades se complementen con las suyas, no que las sustituyan.

9. “Nunca deje de probar y su publicidad nunca dejará de mejorar”

David Ogilvy era un genio en probar cosas nuevas, en experimentar, y su efectividad como comunicador mejoraba enormemente como consecuencia de esto. Y es que resulta sorprendente todo lo que podemos aprender a base de probar y probar cosas nuevas en nuestros contenidos online. Además, lo mejor es observar durante un tiempo cómo interactúan los usuarios con todos los cambios para sacar lecciones de futuro.

10. “De media, el titular se lee cinco veces más que el cuerpo del texto…

Así que cuando haya escrito el título ya habrá gastado 80 céntimos de un dólar”.
El titular es la forma más efectiva de captar al cliente y de hacer que siga leyendo. El titular aparece en Twitter, en las RSS… por lo que debe ser bueno para conseguir que la gente continúe leyendo. Por lo que tendremos que invertir tiempo y energía en los titulares.