Marketing Educativo

Estar en Internet no es lo mismo que hacer negocio en Internet. Contar con una página web y unos canales de comunicación en las redes sociales no solo es sencillo, sino que es prácticamente obligatorio.

Sin embargo, construir una presencia online que dé resultados de negocio no es tan fácil.

Si fijamos la mirada en el sector del marketing educativo, la dificultad crece debido a la alta competencia del sector en Internet. Para destacar por encima de tus competidores, tu estrategia de captación de alumnos debe estar a punto.

9 factores a revisar de tu estrategia de marketing educativo

Para poder evaluar el marketing educativo de tu oferta formativa debes analizar estos nueve factores. ¿Preparado para la puesta a punto?

1. Tus productos y servicios de formación

Se debe analizar exhaustivamente los programas formativos, los cursos y toda la oferta educativa del centro. Existen algunas preguntas que seguro que ya te has hecho: ¿cuál es su ciclo de vida? ¿Les afecta la estacionalidad? ¿Qué márgenes ofrecen?

Debes cruzar esta información con las tendencias digitales: ¿Qué cursos son los más buscados por los internautas? ¿Dónde los buscan? ¿Cuál es la competencia online para cada uno de ellos?

2. La competencia educativa

Si aún no estás analizando las estrategias y acciones de marketing educativo de tu competencia, ¿a qué estás esperando? Este análisis te puede servir para inspirarte en sus aciertos, evitar sus errores o encontrar ideas para diferenciarte.

3. Oferta de valor e imagen de marca

Si lo que vendes es importante, igualmente lo es cómo lo vendes. ¿Está clara la propuesta única de venta de tu oferta formativa? ¿Qué la diferencia del resto? ¿Destaca tu escuela frente a la competencia y en qué? Todas estas dudas han de quedar resueltas.

4. Factor humano y herramientas

El equipo de marketing educativo —internos, freelances, agencia— tiene que contar con diferentes perfiles y herramientas. Cabe analizar su cualificación y motivación, además de las herramientas tecnológicas a su alcance para poder automatizar procesos y trabajar de manera más eficiente.

5. Objetivos

Los objetivos de una estrategia de marketing educativo digital deben ser específicos, alcanzables y relevantes. Un punto a favor del entorno digital es que prácticamente todo se puede medir.

Como seguro tendrás en cuenta, es positivo y negativo a la vez. No dejes que las abundantes cifras que puedas obtener te desvíen de tu meta y cíñete solo a aquellas que realmente sirvan como indicadores de la evolución de tu negocio.

6. Buyer Persona

Partimos de la base de que al menos a grandes rasgos conoces a tus públicos objetivos. ¿Son el centro de tu estrategia de marketing educativo? Para poder ofrecerles una experiencia de usuario y atención personalizada debes saberlo todo sobre ellos.

No basta con conocer sus características demográficas, conocer sus necesidades, inquietudes y estilo de vida es fundamental, además su perfil de usuario digital.

7. Elección de canales

Independientemente de que la formación que impartas sea online u offline, es imprescindible que estés donde se encuentra tu audiencia. Ahora que ya conoces los hábitos de consumo de tu público objetivo, tienes que saber si contratan cursos a través del canal online, si usan blogs y redes sociales para informarse, etc.

¿Tienes presencia en los canales que frecuentan tus alumnos potenciales?

8. Comunicación

Revisa el altavoz de todos los factores anteriores. ¿Eres capaz de transmitir? ¿Tienes una guía de estilo con pautas de comunicación? Los mensajes, el tono y el estilo deben ser capaces de atraer y captar la atención de tus actuales y futuros alumnos. ¡Conecta con ellos!

9. Campañas y acciones

Revisa cuáles han sido las campañas y acciones del último curso. ¿Qué resultados se han obtenido?¿Crees que hubieran sido mejores si hubieras auditado todos estos factores antes de ejecutarlas? Sin duda, cuanto más exhaustivo sea tu análisis mejor sabrás orientar la captación de alumnos.

Reputación Online

Hoy en día, la inmensa mayoría de consumidores busca información y opiniones en Internet antes de decidirse por comprar un producto o contratar un servicio.

¿Vas a permitirte perder oportunidades de venta por tu reputación online?

En la red existe información objetiva sobre las marcas y empresas, que constituye su identidad digital. Es decir, la respuesta a qué es tu marca. Esta información estará, sobre todo, en tus canales corporativos.

Pero, ¿qué sucede fuera de tu zona de confort?

También existe otro tipo de contenidos subjetivos, como puedan ser opiniones sobre tus productos, sobre la atención al cliente y todo aquello que los clientes experimentan a diario.

¿Dónde se construye realmente tu reputación online?

Más allá del propio ecosistema de tu empresa —web, blog, perfiles en redes sociales y otros medios propios— el gigante Internet muestra gran cantidad de información que constituye la reputación online de tu marca.

Así que, además de monitorizar en tu propia casa, hazlo con las valoraciones de tus clientes y comentarios de tu competencia en sus blogs, redes sociales o en otros sitios donde también se conversa.

1. Foros de opinión

Listar una serie de comunidades, como foros especializados, grupos de Facebook o de Linkedin, cuyos intereses y debates giren en torno a tu empresa, es una buena medida para controlar tu reputación online.

Dependiendo de tu modelo de negocio, te interesarán unos foros u otros. Existen algunos generalistas y otro de nicho, en los que puedes encontrar auténticas ventas potenciales si sabes escuchar.

2. Agregadores de noticias

Los agregadores de noticias como Menéame o Reddit también son significativos a la hora de descubrir lo que opinan terceros sobre tus contenidos.

El hecho de que otros los compartan, los votos recibidos y el tono de los comentarios, son importantes para valorar la salud de tu reputación online.

3. Medios de comunicación

Puede que la prensa digital solo se decida a hablar de tu compañía previo pago o tras recibir una nota de prensa tan impactante que les sirvas la noticia en bandeja. Su reacción puede ser  escribir una noticia totalmente objetiva, incluso un copia-pega de tu nota; o por el contrario, redactar un artículo de opinión, que afecte de lleno a la reputación online.

4. Influencers

Hoy en día, los influencers desde sus blogs y sus propias redes sociales son capaces de causar tendencia, lanzar tu marca al estrellato o contribuir a hundirla.

Localiza a las personas y perfiles cuyas opiniones puedan resultar más influyentes en la reputación online de tus productos y marca.

5. Marketplaces

Si además de con tu eCommerce vendes por otras vías a través de Internet, como Amazon, Ebay o cualquier otro marketplace, también debes estar atento a las valoraciones y comentarios de tus compradores.

6. Comparadores

La presencia y posicionamiento de tu marca en los comparadores de precios y productos también suma a tu reputación online. Vuelos, restaurantes, seguros, hoteles y un sinfín de opciones se pueden encontrar a través de estos medios. Muchos usuarios los perciben como fiables y útiles para agilizar su elección de compra.

7. Perfiles sociales personales

Los perfiles sociales del CEO o principales directivos de tu empresa, también influyen en su reputación online.

Es lícito pensar que la vida profesional y personal está totalmente separada, pero la información que circula sobre las cabezas visibles del negocio puede influenciar  a socios e inversores. En este sentido, es especialmente relevante controlar los perfiles de Linkedin, una red profesional en la cual estarían justificadas este tipo de acciones.

8. Información offline

No creerás que la reputación online no se verá afectada por lo que ocurra alrededor de tu compañía en el mundo offline. La percepción en un evento profesional o en una feria afectará a la misma. Las barreras entre canales son imperceptibles. Periódicos, radio, televisión, ponencias y cualquier lugar abierto a opinar sobre tu empresa, suma.

Existen una gran cantidad de herramientas de monitorización gratuitas y otras Premium de pago que facilitarán esta labor de escucha activa. Sin ir más lejos, el dios de buscadores Google te ofrece su servicio Google Alerts para estar informado de todo lo que se comenta en la red sobre tu marca.

Las marcas deben ser capaces de demostrar a los usuarios que están escuchando y que saben aprender de sus críticas. Reaccionar de manera ágil ante comentarios negativos es fundamental para evitar un posible efecto bola de nieve, que ocasione una crisis de reputación online.

¿Qué es el marketing automation?

2016 se está convirtiendo en el año del despegue del Marketing Automation: aunque es un concepto que viene de años atrás y ya algunas marcas, como Amazon, llevan años utilizándolo de forma muy efectiva logrando ofrecer grandes experiencias a sus clientes,  la aparición de nuevas herramientas y servicios en cloud está facilitando la adopción de estas tecnologías a todo tipo de empresas contribuyendo así a su crecimiento.

Con la proliferación de tecnología y nuevos canales, los puntos de contacto son cada vez mayores, haciendo que los datos ya no estén en un solo lugar y que sea difícil obtener una visión completa de cada cliente. Sin esta visión es complicado entregar contenido que sea relevante y por el canal que prefiere cada cliente en tiempo real.

Además muchos de los sistemas que almacenan estos datos están fuera del control de los departamentos de marketing, siendo propiedad de otros departamentos, dificultando así el acceso a los mismos. Para solucionar estos obstáculos y eliminar la dependencia de IT aparecen las plataformas de Marketing Automation, que ayudan a los departamentos de marketing a planificar, coordinar, gestionar y medir la totalidad de sus campañas tanto online como offline.

El Marketing Automation consiste en utilizar la tecnología para gestionar y automatizar los procesos de conversión, registrando y explotando todos los puntos de contacto definidos en un customer journey; desde la captación hasta la compra final. Para ello se utilizan diferentes plataformas tecnológicas que permiten automatizar las distintas tareas y workflows implicados en la captación de clientes, la gestión de leads y la generación de comunicaciones personalizadas a través de múltiples canales online (correo electrónico, redes sociales, sitios web, dispositivos móviles, etc.) permitiendo acortar los ciclos de ventas, aumentar los ingresos y garantizar un mayor ROI en cada acción de marketing.

Hasta hace sólo unos años, solía considerarse al Marketing Automation como una tecnología que permitía capturar leads a través de formularios online y realizar envíos de emails de manera sencilla y programada. Sin embargo, el concepto hoy en día ha evolucionado y las plataformas actuales (todas en modelo SaaS) permiten realizar acciones más complejas. La explosión de canales y medios sociales, el tiempo real en las comunicaciones, y la necesidad de reducir el ciclo de venta, han hecho que las herramientas actuales incorporen nuevas funcionalidades enfocadas a solventar esta necesidad deresponder con celeridad y personalización a los clientes.

Datos de marketing centralizados para la gestión de leads

En la época actual todo empieza por los datos. La información es conocimiento y estas herramientas permiten disponer de un espacio centralizado dónde se almacenan todas las interacciones y comunicaciones con los clientes y prospectos. Además permiten identificar y valorar qué usuarios están preparados y tienen intención de compra mediante sistemas de auto categorización por lead scoring.

Al unificar al cliente y conocer todas sus interacciones, muchas de estas herramientas permiten automatizar campañas enviando mensajes relevantes a lo largo del tiempo en función del comportamiento de los clientes, pudiendo así efectuarlead nurturing como estrategía aplicada de inbound marketing.

Estas comunicaciones automatizadas van hoy en día más allá del simple envío de email. Mediante el behavioral marketing podemos conocer todas y cada una de las interacciones que los clientes realizan en nuestros canales, pudiendo configurar diferentes triggers que entreguen a cada cliente un mensaje totalmente personalizado en función de su preferencia de canal y  relevancia con el contenido que estaba visualizando. De esta manera podemos comunicarnos con el cliente, a través de nuevos canales, mediante notificaciones PUSH, interacciones sociales,  o cambiando secciones dinámicamente en nuestros websites para aumentar el engagement con cada cliente.