Tendencias de marketing para este nuevo año

Para conocer las tendencias de marketing en este próximo año, la clave está en observar a los consumidores. A medida que los consumidores van cambiando la forma de comportarse, las empresas y los equipos de marketing deben adaptarse a ellos.

A continuación veremos ocho tendencias de marketing para este 2018.

Tendencias para el año 2018

1. content marketing: omnicanal y multiformato

El Marketing de Contenidos sigue siendo una de las claves para convertir visitas en clientes. Los consumidores están buscando información en diferentes formatos y en diferentes canales al mismo tiempo. En el 2018 vamos veremos cómo los equipos de contenidos integrarán :diseñadores, expertos en radio, video, redes sociales y otros formatos diferentes.

Según el estudio de Demand Gen Report, el 47% de los consumidores vieron entre 3-5 formas de contenido antes de iniciar un proceso de compra.

Debemos invertir en una estrategia multiformato y multicanal donde el mismo contenido sea presentado en distintos canales y formatos para poder responder a las diversas necesidades de los consumidores.

2. customización  

Como ya sabemos el marketing de contenidos es y será uno de los principales ejes de las estrategia de marketing en 2018, y a ello debemos unir: una experiencia personalizada para cada tipo de cliente en concreto.

Las empresas deben dejar de lado el contenido fijo y dar paso a un dinamismo capaz de responder a las diferentes características de los clientes, es decir, dar paso al contenido inteligente.

 

3. SEO en todos tus formatos

Alinear tu estrategia de SEO con tu estrategia de contenidos es  una de las mejores inversiones que podrás hacer de cara a este nuevo año. La clave está en optimizar el contenido en todos los formatos disponibles: videos, imágenes, redes sociales, etc. Hay que en invertir en SEO antes de crear contenido nuevo. De esta forma aseguras aumentar tus posibilidades de conversión.

 

4. Videos 

Según las estadísticas, en el 2017 el 90% de todo el contenido compartido por usuarios en redes sociales fue en formato de video. Las marcas que no están usando video como parte de su estrategia de redes sociales deben comenzar ya.

 

5. videos en vivo o LivestreaminG

En redes sociales el livestreaming está ganando gran relevancia. Según Facebook, los usuarios pasan 3 veces más tiempo viendo videos en vivo que videos que ya no lo están. Los videos en vivo son una gran oportunidad para aumentar la interacción con tus clientes o usuarios, generar un valor añadido a tu marca e integrar nuevos formatos para tu estrategia digital.

 

6. Automatización de procesos internos

Si trabajas en marketing seguro que utilizas algún tipo de software de automatización para gestionar publicaciones en redes sociales, enviar correos electrónicos o hacer seguimiento a tus prospectos.

Hoy día toda empresa debe tener un CRM que le permita identificar oportunidades de negocio, generar correos automáticos, programar reuniones con clientes en un sólo click, etc. Si estás perdiendo tiempo en actividades manuales es porque algo no estás haciendo bien, pues hay herramientas para automatizar prácticamente todo.

 

7. Inteligencia Artificial

Para muchos, las palabras inteligencia artificial puede sonar como algo de película futurista o bien lejano, aunque lo más probable es que ya la estés usando a diario. Si por ejemplo le has preguntado a Siri acerca del tiempo, ya eres un usuario de la inteligencia artificial. Si bien puede ser considerada como algo del futuro, dentro de los próximos 12 meses veremos un aumento en su integración con la mayoría de las herramientas que solemos usar diariamente.

 

8. Chatbots

Los chatbots son buen ejemplo de como la automatización dejará una gran huella en la forma de hacer negocios en este nuevo año. Los chatbots o “asistentes virtuales” entregan a los clientes respuestas en tiempo real en cualquier momento a modo de chat de soporte. Después de que Facebook Messenger abrió su API, muchas empresas comenzaron a testear estas herramientas. Este asistente permite automatizar tareas repetitivas para que los equipos de atención al cliente se centren en agregar valor.